La Televisión. Pensemos en el pasado. En los años 50´s era un mueble enorme y los programas se veían en blanco y negro después de que los bulbos se calentaran. No vayamos tan lejos. Tengamos en mente aquellas tardes cuando los niños volvían de la escuela y veían las caricaturas en la pantalla antes de comer y hacer tareas. Eso era lo que había y estaba bien, pero los tiempos cambian. Los avances tecnológicos han hecho que haya renovaciones y actualizaciones en todo. La TV tradicional ya se considera cosa del pasado en la mayoría de los hogares del mundo, además de que las dinámicas para ver un programa son diferentes a como eran apenas hace unos años. Aunque hay excepciones demográficas, culturas, económicas, etc.

 

El surgimiento de la televisión vía streaming (OTT*) se ha convertido más que en una moda, en el futuro de lo que queremos ver en cualquier momento y lugar. Una tendencia donde los millenials, jóvenes que están muy ligados al consumo de contenidos de todo tipo vía Internet en cualquier momento y lugar, son el mejor ejemplo de esto. Hay varios proveedores de servicios de TV vía Internet que hacen que la oferta se convierta en algo muy robusto y para todos los gustos, lo que marca la tendencia de lo consumimos y lo lleva a un nuevo nivel. Algunos ejemplos son Netflix, Hulo, Amazon Prime, Claro video, HBO, Fox+ y otros tantos tanto a nivel local como mundial, que ofrecen series, películas, programas o transmisiones en vivo.

Pensar que esta forma de transmitir acabará con la televisión tradicional es algo aventurado, pero lo que es muy cierto es que abre un catálogo mucho más amplio de productos y servicios donde cada uno ofrece algo distinto para cualquier persona, lo que me parece el atractivo más importante de esta tecnología.

*Over The Top

Veamos algunas de las ventajas de las transmisiones vía Streaming.

  1. La mayoría de los contenidos son gratuitos. Bueno, no exactamente gratis, sino que, en términos generales no se pagan gastos extras (con sus excepciones, como los servicios Plus) más allá de la suscripción mensual de cada proveedor.
  2. Fácil de utilizar. No se requieren softwares o hardwares especializados para poder ver tus series o películas favoritas.
  3. En todo momento y lugar. No necesitas ir corriendo a casa para no perderte ni un minuto de tu programa, sino que lo puedes ver en cualquier lugar, en tu computadora, en tu móvil u otro dispositivo que tenga conexión a Internet.
  4. Los horarios tampoco son un problema. Siempre que tengas un poco de tiempo libre puedes conectarte y ver esa serie o película de la que todo mundo habla.
  5. Todo lo que tu quieras. Hablando de series, generalmente los servicios de streaming, como Netflix, lanzan todos los capítulos de una temporada al mismo tiempo. Así puedes ver los que tú quieras de corrido o esperar algunos horas para descansar la vista durmiendo y seguir viendo esa serie que tanto te gusta.

También hay que pensar en otro punto importante de ciertas plataformas, hablando específicamente de Netflix en cuanto a la segmentación. La forma de operar y de pensar de este servicio no es precisamente llegar a las grandes masas, sino el espectador visto de manera individual, tanto para atraparlo como para mantenerlo cautivo mes a mes. Entonces a ellos no les interesa que veas House of Cards o una película de animación, sino que estés atento a lo que ofrecen constantemente y consumas el contenido de esta plataforma. De esta forma y, aunque no lo parezca, se crea contenido más especializado para el espectador.

Para finalizar y, apoyando lo que comentaba al inicio del desplazamiento de la televisión por parte de los servicios de streaming, podemos ver que la tendencia no va exactamente al exterminio de la televisión “tradicional” por parte de la “televisión del futuro”, sino hacia una combinación del consumo de ambos tipos de servicios en donde se puede ver aquel documental hecho ex profeso para determinada compañía de streaming y en su momento regresar a la televisión tradicional para ver aquellas telenovelas que tanto público siempre han tenido. Hay para todos los gustos.